Antes de entrar directamente en el contenido de este post quisiéramos agradecer a todas las personas que han participado, gracias a ellos/as sabemos más sobre los detalles que nos molestan y que nos gustan a la hora de bailar.

Nuestra intención con esta encuesta no sólo es conocer lo que nos agrada o nos molesta de los demás, sino despertar en ti la capacidad de observar si esto te ocurre a ti y estar receptivo/a a estas críticas constructivas; además nos gustaría ir más allá, queremos tu compromiso para estar dispuesto/a a cambiar aquello que moleste a nuestras parejas de baile.

El aficionado al baile debe conocer las cosas que encantan e incomodan a los demás cuando bailamos, para no ser rechazado/a. Así que vamos a ello…

Participantes en la encuesta

Han entrado a visualizar la encuesta vía Web un total de 228 personas, de las cuales han completado la encuesta 21, así mismo en papel han participado 30 personas. Por lo que tenemos 51 encuestas completadas sobre las que basar este post.

La colaboración de las chicas ha sido bastante superior al de los chicos: un 69% frente a un 31%.

En cada pregunta vamos a indicar el porcentaje de voto, breve explicación del motivo y consejos para mejorar.

participantes-encuesta-baile-chico-chica

¿Qué te molesta más cuando bailas en pareja?

encuesta-con-musho-arte

El mal olor corporal: por una abrumadora mayoría ha sido la más votada, con un 59%.

No hay nada más desagradable que el mal olor de la persona que tenemos cogida de la mano o abrazada durante una bachata o kizomba.

Tengamos esto muy en cuenta, es fundamental el aseo personal cuando se entra en contacto directo y cercano en el baile.

Una buena ducha antes de ir a bailar, el uso de desodorante y el cambio de camisa o camiseta después de unos bailes, si estamos mojados, serían consejos a tener en cuenta para que nuestras parejas de baile se sientan a gusto bailando con nosotros.

Invadir el espacio del otro: un 35% de los encuestados han votado por esta opción.

Bailar en pareja no quiere decir que podemos acercarnos a la pareja de cualquier forma, en bailes con abrazo más cercano, como la bachata, kizomba o tango, es necesario conocer la técnica necesaria para adaptar nuestro cuerpo al baile y al espacio del otro.

Abrazados no significa abarcar de tal manera al otro que no pueda moverse, estemos muy atentos para dar su espacio a la pareja de baile.

Tropezar con las parejas de alrededor por no mirar: Un 29% de las personas creen importante mirar a nuestro alrededor a la hora de bailar, mimar a nuestra pareja de baile y a las que bailan alrededor es signo de una buena técnica.

Cuidemos las distancias para no hacer daño a los que nos rodean.

El/la pesado/a de turno que nos saca a bailar varias veces: el 27% se sienten, a veces, un poco incómodos/as con esta situación.

Por mucho que nos guste bailar con ciertas personas habrá que ser prudente para que no resulte molesto al otro/a.

+ Mal olor corporal

El mal olor corporal: por una abrumadora mayoría ha sido la más votada, con un 59%.

No hay nada más desagradable que el mal olor de la persona que tenemos cogida de la mano o abrazada durante una bachata o kizomba.

Tengamos esto muy en cuenta, es fundamental el aseo personal cuando se entra en contacto directo y cercano en el baile.

Una buena ducha antes de ir a bailar, el uso de desodorante y el cambio de camisa o camiseta después de unos bailes, si estamos mojados, serían consejos a tener en cuenta para que nuestras parejas de baile se sientan a gusto bailando con nosotros.

+ Invadir el espacio...

Invadir el espacio del otro: un 35% de los encuestados han votado por esta opción.

Bailar en pareja no quiere decir que podemos acercarnos a la pareja de cualquier forma, en bailes con abrazo más cercano, como la bachata, kizomba o tango, es necesario conocer la técnica necesaria para adaptar nuestro cuerpo al baile y al espacio del otro.

Abrazados no significa abarcar de tal manera al otro que no pueda moverse, estemos muy atentos para dar su espacio a la pareja de baile.

+ Tropezar ...

Tropezar con las parejas de alrededor por no mirar: Un 29% de las personas creen importante mirar a nuestro alrededor a la hora de bailar, mimar a nuestra pareja de baile y a las que bailan alrededor es signo de una buena técnica.

Cuidemos las distancias para no hacer daño a los que nos rodean.

+ El/la pesado/a...

El/la pesado/a de turno que nos saca a bailar varias veces: el 27% se sienten, a veces, un poco incómodos/as con esta situación.

Por mucho que nos guste bailar con ciertas personas habrá que ser prudente para que no resulte molesto al otro/a.

Que nos intenten enseñar en la pista de baile o corregirnos mientras bailamos: lo votaron un 20% de los participantes.

Nunca debemos corregir o enseñar a otras personas en la pista, ya que pueden sentirse ofendidas. Salvo en el caso que nos lo pidan podríamos aconsejar, pero siempre fuera de la pista y haciendo referencia que esa labor es para los profesores.

Que no se dejen llevar: en el baile existe el rol de “líder” (persona que dirige) y de seguidor (persona de sigue), un 18% de los encuestados encuentra a su pareja “seguidor/a” poco receptivo/a a las indicaciones del lenguaje del baile. Para hablarlo el/la “líder” habla y el “seguidor/a” escucha.

Es muy importante que seamos conscientes de que no sólo el/la “líder” tiene que aprender técnica para bailar, el/la “seguidor/a” debe aprender a interpretar esas indicaciones abriendo todos sus sentidos para reconocer aquello que nos indican y llevarlo a cabo.

Si tienes dudas al respecto solicita a tus profesores que te enseñen a interpretar los mensajes del lenguaje del baile.

Que no sepan indicar bien: ha sido votada un 16% por personas que alguna vez se han encontrado con un “líder” brusco en sus indicaciones, clavando los dedos en la espalda, sin tener en cuenta que puede lesionar a su “seguidor/a”.

El “líder” habla con el abrazo, con sus movimientos del cuerpo, por ello enfoca tus indicaciones con la intensidad justa para que llegue al “seguidor/a”. El lenguaje del baile se aprende, pregunta a tus profesores.

También pon mucha atención si eres “líder” y tienes un nivel de baile más alto que tu “seguidor/a”, es necesario comenzar con pasos de menor dificultad para conseguir que se encuentre cómodo/a bailando.

  • Que vaya fuera de música: respuesta votada con un 12%.

Bailar con la música es una gozada, se disfruta mucho más, ya que te envuelve una magia que te hace flotar. Mostrar interés en aprender cada vez más técnica y motivarse para avanzar en el baile es la única forma de perfeccionar cada ver más.

  • Utilizar collares, coletas o cinturones que al bailar puedan hacer efecto látigo: el 10% de los encuestados piensan que debemos cuidar la utilización de estos complementos para no molestar a la pareja de baile.
  • Que nos hablen mientras bailamos: un 6% piensan que hablar mientras se baila puede producir una falta de concentración y por ello cometer errores, esperemos a finalizar el baile para hablar todo lo que necesitemos.
+ Enseñar...

Que nos intenten enseñar en la pista de baile o corregirnos mientras bailamos: lo votaron un 20% de los participantes.

Nunca debemos corregir o enseñar a otras personas en la pista, ya que pueden sentirse ofendidas. Salvo en el caso que nos lo pidan podríamos aconsejar, pero siempre fuera de la pista y haciendo referencia que esa labor es para los profesores.

+ No dejarse llevar...

Que no se dejen llevar: en el baile existe el rol de “líder” (persona que dirige) y de seguidor (persona de sigue), un 18% de los encuestados encuentra a su pareja “seguidor/a” poco receptivo/a a las indicaciones del lenguaje del baile. Para hablarlo el/la “líder” habla y el “seguidor/a” escucha.

Es muy importante que seamos conscientes de que no sólo el/la “líder” tiene que aprender técnica para bailar, el/la “seguidor/a” debe aprender a interpretar esas indicaciones abriendo todos sus sentidos para reconocer aquello que nos indican y llevarlo a cabo.

Si tienes dudas al respecto solicita a tus profesores que te enseñen a interpretar los mensajes del lenguaje del baile.

+ No saber indicar...

Que no sepan indicar bien: ha sido votada un 16% por personas que alguna vez se han encontrado con un “líder” brusco en sus indicaciones, clavando los dedos en la espalda, sin tener en cuenta que puede lesionar a su “seguidor/a”.

El “líder” habla con el abrazo, con sus movimientos del cuerpo, por ello enfoca tus indicaciones con la intensidad justa para que llegue al “seguidor/a”. El lenguaje del baile se aprende, pregunta a tus profesores.

También pon mucha atención si eres “líder” y tienes un nivel de baile más alto que tu “seguidor/a”, es necesario comenzar con pasos de menor dificultad para conseguir que se encuentre cómodo/a bailando.

+ Menos votadas...
  • Que vaya fuera de música: respuesta votada con un 12%.

Bailar con la música es una gozada, se disfruta mucho más, ya que te envuelve una magia que te hace flotar. Mostrar interés en aprender cada vez más técnica y motivarse para avanzar en el baile es la única forma de perfeccionar cada ver más.

  • Utilizar collares, coletas o cinturones que al bailar puedan hacer efecto látigo: el 10% de los encuestados piensan que debemos cuidar la utilización de estos complementos para no molestar a la pareja de baile.
  • Que nos hablen mientras bailamos: un 6% piensan que hablar mientras se baila puede producir una falta de concentración y por ello cometer errores, esperemos a finalizar el baile para hablar todo lo que necesitemos.

¿Qué te gusta más cuando vas a bailar?

En resumen podríamos decir que ser respetuoso/a, amable y bailar con personas que bailan bien son las condiciones necesaria  para encontramos más a gusto bailando.

En el siguiente gráfico quedan representadas las respuestas a esta pregunta, ten presente todas y cada una de ellas para que nuestro baile sea lo más agradable posible.

 

encuesta-con-musho-arte

Indícanos otras respuestas que no se contemplen en las anteriores preguntas

Esta pregunta es abierta, en ella los encuestados han indicado libremente los detalles que gustan o desaprueban a la hora de bailar. Haz clic sobre la imagen para ver todas las respuestas.

encuesta-con-musho-arte

Si tenemos en cuenta y ponemos en práctica todo lo expuesto anteriormente, podremos convertirnos en bailarines con los que sea agradable bailar… y no olvidéis que la práctica es muy importante, en Con Musho Arte podrás consolidar el aprendizaje junto a tus compañeros de clase, anímalos y venir a practicar juntos los fines de semana latinos. Y si tus compañeros no te acompañan, no frenes tu aprendizaje, puedes acudir de todas formas, enseguida descubrirás nuevas amistades.